Cuando el Lipstick se vuelve tu peor enemigo

¿Sabías que Los productos que se usan para vernos más bonitas, oler más rico y tener la piel perfumada no necesariamente son buenos cuando quieres catar un vino??

Igual de malo es tomar una humeante taza de café express, que comer un pedacito de queso, que usar perfume cuando quieres conectarte con los aromas y sabores de un vino; ya no se diga lo inadecuado que es usar un lindo y sexy labial o pintarte la uñas.

Te explico por qué y verás cuán lógico es y cómo a veces no nos detenemos a pensarlo. 

Catar o degustar un vino significa poner nuestra atención en los estímulos que recibimos a través de la vista, del olfato y del gusto.  No es una práctica imposible, pero si es un reto y lograrás una mucho mejor concentración si no estás distraído o distraída por aromas y sabores ajenos.

Además de lograr que el humor de tu cuerpo y tu paladar estén lo más neutro posible para dejar entrar los aromas y sabores del vino; es de muy mala educación y una gran falta de respeto para quien te está acompañando en este ejercicio y que si ha cuidado de neutralizarse lo más posible.

Enemigo #1

Lo perfumes.  Lociones, cremas con aroma, jabones florales despiden aromas frutales y florales fuertes, que le ganan espacio a los aromas del vino y hasta los opacan.  Recuerda que a veces uno esta tan acostumbrado a su perfume o loción que no se huele a sí mismo, ¡pero los demás claro que te huelen! 

Enemigo #2

Barniz de uñas. Pintarse las uñas el mismo día que vas a catar es una pésima idea.  Aún seco, el barniz recién puesto expide un fuerte aroma, que sin darte cuenta lo esas llevando a tu nariz cuando tomas la copa de vino y te la acercas para olerla.

Enemigo #3

El Lipstick. Al degustar, textura y sabor externos no juegan a tu favor.  La cremosidad de un labial o lo pegajoso de un gloss se quedará marcado en la copa de cristal, no solo no se ve bonito, sino que no te dejará sentir la textura del vino en la boca; si a eso le sumas los saborizados a chocolate, menta o frutas todavía peor, pues estas contaminando directamente el sabor del vino.

Enemigo #4

El Café.  El café sobre todo Express tiene una buena carga de ahumados y tostados, así como un gusto amargo y astringente.  Es tan poderoso que tu boca lo conservará por mucho tiempo.  El vino se verá opacado por estos sabores aunado a que el vino tinto ya es astringente y amargo de por sí, y le estas duplicando ese sabor y esa textura habiendo tomado café justo antes.   Tu ultimo café antes de catar debe tomarse dos horas antes.

Enemigo #5

La pasta de dientes y el chicle.  En el mundo del vino se dice que “hay que tener la boca sucia para catar” Cuando te lavas los dientes o masticas un chicle tu PH natural cambia y el sabor a menta y la frescura en tu boca te provoca por un rato una salivación mayor a la normal, aunado a un gusto mentolado muy pronunciado que sin duda superará el sabor del vino y este se sentirá blando y sin sabor.  Lo recomendable es dejar pasar dos horas después de lavarte los dientes y que ese día no mastiques un chicle.

Ya lo sabes, aplica estos cinco tips y ¡te verás como todo un profesional!

Por Sandra Fernández. Sommelier desde hace 20 años, Maestra Tequilera y certificada por los organismos mas importantes del mundo. @sandra_vinos


Deja una respuesta

Your email address will not be published.Required fields are marked *

Haz una cita

Reserva una cita para nuestros servicios de Beauty center o bien para conocer nuestras instalaciones.

Available Appointments on septiembre 28, 2020

  8:00 am – 9:00 am1 space available
  9:15 am – 10:15 am1 space available
  10:30 am – 11:30 am1 space available
  11:45 am – 12:45 pm1 space available
  1:00 pm – 2:00 pm1 space available
  2:15 pm – 3:15 pm1 space available
  3:30 pm – 4:30 pm1 space available
  4:45 pm – 5:45 pm1 space available
  6:00 pm – 7:00 pm1 space available
Abrir chat
Hola, ¿te gustaría recibir más info? Para comenzar una conversación solo tienes que hacer clic en el botón. ¿Empezamos? 👇🏼